Lo ultimo de Colegio Centro Cristiano

Requisitos     Matricula 2018     Personal Docente     Graduación

 

El Colegio Centro Cristiano de Las Asambleas de Dios, se identifica como una Institución educativa, privada, sin fines de lucro y de carácter mixto; que presta servicios en jornada diurna, en los niveles desde Parvularia, hasta el tercer año de bachillerato técnico vocacional. Fue creado mediante el acuerdo No 15-0585, de fecha 10 de abril del 2008, con código de estructura 20094.

Se encuentra ubicado en: Avenida Independencia sur, entre 23 y 25 calle poniente, ciudad de Santa Ana.

El Colegio Centro Cristiano de las Asambleas de Dios, nace en el mes de noviembre del año 1993, bajo la visión del hermano Marcos Antonio Amaya Lizama, Pastor de la Iglesia Centro Cristiano y como resultado de la separación del Liceo Cristiano Rev. Juan Bueno, el cual funcionaba en la misma Iglesia.

La separación del Liceo Cristiano Rev. Juan Bueno, fundamentalmente se debió a que la administración de este, no era compatible con la visión del Pastor, ya que él veía la educación como algo que debe de afectar integralmente, la vida del educando; así también a que la parte administrativa no se sometía al reglamento aprobado para regular la relación de Pastor y administración.

El Pastor Amaya, llevando la cosas en un proceso legal, solicito al Comité Ejecutivo de Las Asambleas de Dios, la autorización de que el Liceo Cristiano Rev. Juan Bueno saliera de las instalaciones de la Iglesia, la cual fue aceptada, después de oír las partes.

Pero realmente, ¿Cómo son las cosas? ¿Cómo nace la Iglesia o Ministerio Centro Cristiano de Las Asambleas de Dios y como consecuencia el Colegio?

Para los años 70-80, el Pastor Amaya, era miembro del Comité Ejecutivo de Las Asambleas de Dios y es al final de esa década, que siente la necesidad de iniciar un ministerio que atendiera otras necesidad de la población santaneca. Fue así que se alquiló una casa, en la que se instalaron los servicios siguiente: Una clínica médica, una oficina jurídica, una clínica de consejería familia y academias de sastrería, corte y confesión, serigrafía, mecánica.

En aquella casa, la cual era bastante amplia, se apartó un salón para orar y fue allí, que el Pastor Amaya, recibió la promesa de Dios, de que le daría un terreno amplio para que realzara su visión.

Por el mismo abogado que serbia en la oficina jurídica, el pastor Amaya fue avisado de la venta de la propiedad que hoy ocupa el Ministerio Centro Cristiano. Sin un centavo en las bolsas se inició la negociación de la compra del terreno. Con toda honestidad el Pastor Amaya le dijo al dueño que no tenía dinero, pero que se lo podía pagar en un año, pero que le diera posesión. Después de mucho hablar, el dueño pidió una prima de 25.000 Colones y para confirmación de que aquello venia de Dios, dos días después, un hermano le regalo los 25.000 colones.

Con aquella primera donación se hizo la escritura de promesa de venta y se tomó posesión de terreno.Fue para el pago del resto del dinero, que el Pastor Amaya busco ayuda de otras personas, encontrando al Hermano Juan Bueno como medio, para que el hermano Jimmy Swagger, pastor y evangelista de Las Asambleas de Dios Americana, diera una ofrenda 250.000 Colones.

La construcción de las aulas provisionales, así como del edificio en el hoy funciona el Colegio y demás dependencias del Ministerio, fue responsabilidad y actividad del Pastor Amaya, quien realizo viajes a EE.UU buscando y encontrando ayuda.

Los años han trascurrido y los resultados son la mejor evidencia que este proyecto es de Dios, es del Espíritu y que también es aceptado por la población, como una excelente opción.

VISIÓN

Ser una Institución Cristiana Evangélica de excelencia educativa con un equipo de docentes especializados y calificados, comprometido con la formación de alumnos que respondan a las exigencias científicas , humanísticas y tecnológicas, preparados para ser agentes de cambio en beneficio de su familia y la sociedad.

 

MISIÓN
Somos una institución Educativa Cristiana Evangélica que guiada por el Espíritu Santo y usando la Biblia como la regla infalible de fe y conducta, los recursos humanos, científicos y tecnológicos, ofrecemos enseñanza de calidad, orientada a formar personas integras, preparadas para la vida que asuman con éxitos los desafíos del futuro convirtiéndose en personas que honren a Dios, y sean útiles a la familia y a la sociedad.

LOS PRINCIPALES PRINCIPIOS QUE DEBEN SER ENSEÑADOS Y FORTALECIDOS COMO PARTE DE UN PROGRAMA DE INSERCIÓN CONSTRUCTIVA DE LOS NIÑOS Y  JÓVENES EN LA SOCIEDAD:

A) Cooperación

Los miembros de la sociedad se apoyan mutuamente en la búsqueda del desarrollo Personal y del bien común.

Se requiere entonces, recuperar el sentido de la cooperación, anteponiéndolo a la Competitividad derivada del individualismo de nuestros días.

B) Integración:

La comunidad se entiende como parte del mundo y se relaciona activamente con él.

La comunidad desea y necesita abrirse al mundo, entendiendo de mejor manera el Valor de la diversidad, y practicando el respeto y la tolerancia con otras culturas.

Es En el contacto con otros donde el hombre potencia sus capacidades y camina hacia la verdad.

C) Democracia:

La sociedad establece sus relaciones en base  a la libertad individual, al respeto de La diversidad, a la participación de sus integrantes en la toma de decisiones acorde a Los niveles jerarquizados y  la aceptación de los derechos y deberes que rigen las Mutuas relaciones y aseguran una buena convivencia.

D) Identidad Cultural

La sociedad comparte un mismo territorio, historia y cultura que la identifica y Distingue de otras, a las que acepta y con las que interactúa.

Los jóvenes deben aprender a proyectarse hacia un mundo globalizado desde una Perspectiva propia; la de su propia identidad y cultura, estableciendo un intercambio Mucho más prolífico con las otras comunidades.

Valores que nuestro Colegio privilegia en su formación:

– Verdad:

El compromiso con la verdad constituye un valor fundamental para un cristiano y Encuentra en el hogar y en el colegio los ámbitos naturales para su formación.

– Respeto:

La formación del valor del respeto, tanto hacia sí mismo como hacia los demás, Constituye un objetivo central de la preparación de los jóvenes,  quienes están Insertos en una sociedad donde la diversidad es cada día más característica. El amor Y el respeto a sí mismo, constituyen un fundamento básico para una vida plena.

– Solidaridad:

El espíritu solidario a formar en nuestro Colegio, persigue enseñar a concretar el Amor al prójimo que debe caracterizar a los cristianos y a los hombres de buena Voluntad.

– Humildad:

La actitud humilde que caracterizó a Cristo, debe constituir una postura reconocible En nuestros jóvenes y niños, la que se fundamenta en el reconocimiento de nuestras Propias limitaciones y debilidades.

– Responsabilidad:

La libertad que debe caracterizar la vida del Colegio, debe estar acompañada por la Responsabilidad, generando el concepto de “libertad responsable” que debemos Contribuir a formar, como valores básicos para enfrentar la vida en sociedad.

Confianza en sí mismo:

El mundo de hoy requiere de hombres de alta autoestima, que aunque conscientes De sus limitaciones y debilidades se entienden capaces de alcanzar grandes logros.

– Libertad:

La libertad humana no se identifica con la libertad de pensamiento o con la libertad física, sino con la libertad de la voluntad por la que Gobernamos nuestras propias acciones. Un acto humano es un acto libre La libertad humana incluye la libertad moral. En virtud de ella existe el bien Y el mal, la virtud y el vicio.

Comentarios o Preguntas son bienvenidos.

* Indica que el campo es obligatorio